24.5.07

Maldita sea

Este es el cuarto comienzo de post.

Y lo unico que viene a hacer (aqui ya cambié el verbo 7 veces) es a dejar claro que me sigo sintiendo atrapado por mi mismo.

No me dejo hablar, (una nueva pausa)... (aqui borre otra frase).

En fin.

1 comentario:

Sette dijo...

la autocensura es tan trágica como aquél que se produce dolor por castigo.

Le mando un abrazo.