2.8.10

Corriente

Hay dias en que es difícil negar la naturaleza animal que ebulle bajo la tranquila capa civilizadora con la que andamos pintados.

Una blusa con estampado de tigre, medias negras con patrones vistosos, unos shorts negros apretados hasta cortar la respiración. El maquillaje excesivo y un peinado escandaloso.

Corriente.

Sin embargo algo hay ahi. Algo que atrae al ser que no entiende como es posible que las blusas con estampado de tigre existan. Ese magnetismo animal que despiertan los labios pintados de carmín, brillosos y de mal gusto. La promesa si acaso de que, del mismo modo que no hay límites para el vestir, no habrá límites en la cama.

En mi mente, a la mitad de la noche un hombro pierde la protección de la blusa y esta no se detendrá sino hasta exponer el seno completo, y después, como si nada la tigresa se reirá, se acomodará el disfraz y seguirá bailando.

¿Y si te pido que vayas de compras y consigas la ropa mas cutre que encuentres, el maquillaje mas estruendoso, los tacones dorados esos de los que tanto nos hemos burlado?

Será una excusa, un pretexto nada más, todo con tal de poder ponernos el disfraz de la piel interior, de darle un respiro a todo lo que nos quema por dentro.

2 comentarios:

Jo dijo...

yo me burlo de lo cutre y del estampado animal print
para hacer el juego completo... te faltó describir las ideas como garras adornadas
`puf!

Mariana M* dijo...

Todo con tal de que por dentro se siga quemando y arda tanto que nos deje sin respirar.