26.5.07

4

Cuatro años de blog.

Cuatro años de meta-realidad.

Lo siento en evolución, lo siento en un momento... no crítico, pero si de necesidad de cambio. El asunto lleva dandome de vueltas un buen rato en la mente.

¿Que quiero ahora del blog?

¿Sigo queriendo un outlet para platicar mi vida?, eso es, asumiendo que lo que platico por aqui califique como vida.

¿Quiero un medio de comunicación con propósito definido? No se, quizá recetas de cocina.

¿Quiero que sea un producto? ¿Que te quiero vender? No creo, no tengo alma de predicador.

¿Como volver a crear un blog anónimo? Does it matter?

En fin, estoy seguro que le encontrare la respuesta en algún momento. En el inter vamos a romper un poco la barrera del silencio auto impuesto.

Estoy triste. Estoy triste por no poder lidiar con la ausencia de mi (ex)novia. Me siento como los pobres católicos, vivendo de la promesa del paraíso pero sin tener acceso al mismo. Y asi, la sensación de estar atrapado en una realidad inmaterial pudo mas que la promesa del paraiso. Y decidí terminar.

Eso no alivia mi soledad claro, pero la convierte de nuevo en algo que se puede manejar, algo real, no una sensación por la que me siento culpable debido a que at least on paper tengo una novia. No, estoy solo y no tengo una novia. Eso es normal, sentirse solo teniendo una novia es peor que sentirse solo no teniendola, al menos asi lo veo yo.

Tampoco me interesa aliviar mi soledad de novia a la fuerza, puedo manejar la usencia de abrazos y de caricias y la falta de besos, no puedo manejar la idea de ser millonario y no poder usar el dinero porque el banco está en Nigeria, pero puedo manejar la idea de no tener una cuenta en el banco, asi que aunque no hay caricias ni besos en mi vida en este momento, es asi porque tales son las circunstancias actuales.

La situación tiene un dejo extra de tristeza, y es el potencial. La química vivente con mi ex era muy impresionante, y ese potencial del paraiso era la promesa que mantenía viva la situación. Circunstancias diferentes hubiesen producido resultados diferentes quizá. Pero las circunstancias que hay son las que hay y ya. Yo no puedo manejarlas.

4 años de blog. Cuatro años de historias, y un brindis por los años venideros.

2 comentarios:

Eva dijo...

Muchas felicidades. Te tocó un cumpleaños melancólico esta vez, asi es la vida (como una tómbola to-to-tómbola). Estoy segura que al cosa va a mejorar con el tiempo.

laudanum dijo...

la practicidad que lo caracteriza a veces me da tanta tristeza, y otras tantas no.

En fin, cuatro años son harto.
Felicidades.